Filosofía de inversión

La gestión de este fondo se basa en el algoritmo impasible que controla la liquidez y el riesgo de la inversión. El capital destinado a un activo no se invierte totalmente, una parte se deja en liquidez. La liquidez también se invierte, pero en activos de menor riesgo (fondos monetarios, renta fija de corto plazo etc.). El porcentaje de entrada en cada activo y en su liquidez correspondiente lo marca la evolución histórica del activo calculado por el algoritmo. Éste calcula órdenes periódicas (semanales, mensuales) que pueden ser de dos tipos:

· Compra: Traspaso de la liquidez al activo.
· Venta: Traspaso del activo a la liquidez.

Ideas básicas:

· Concepto inspirado por la inversión pasiva.
· Pero mejorado con rebalanceo de activos:
     Más frecuente. Normalmente mensual.
     Más sofisticado (basado en un algoritmo).

Reglas básicas:

· Parte dinero invertido, parte se reserva (liquidez).
· Chequeo periódico > órdenes de compra o venta.
· Completamente basado en precios.
· Principio de comprar barato y vender caro.
· Ventajas como estrategia de inversión.
· Versátil: utilizable con variedad de activos.
· Defensivo: preserva muy bien el capital.
· Satisfactorio: para mayoría de inversores.
· Valioso: compra barato, vende caro.
· Bajo riesgo: liquidez en activos seguros.
· Simple: órdenes (si las hay) una vez al mes.
· Impasible: ignora “ruido” del mercado.
· Histórico: usa precios, no predicciones.

Ventajas:

· Control del riesgo mediante la gestión de la liquidez y, en consecuencia, protección del capital.
· Ganancias en mercados laterales gracias a la volatilidad.
· Se elimina cualquier decisión que no esté basada en la pauta matemática del algoritmo.

Entradas más populares de este blog

¿Concedemos suficiente importancia al ahorro?